miércoles, 25 de mayo de 2011

VALORIZACIÓN PERSONAL

Día Ciento Veniticinco. Finalizando "El Aprendiz" de la japonesa Linda Sue Park, me doy cuenta que mis pensamientos, palabras y deseos han girado en torno de una decisión inverosímil, patética y ridícula, los últimos días. ¿Quién dijo que la vida era fácil? ¿Quién dijo que para lograr lo que anhelas o sueñas no debes sufrir o pasar por duros obstáculos que te ponen a prueba? ¿En qué estaba pensando? ¿Soné como una persona fatalista o no?

Pues bien, quiero disculparme con ustedes por haberles hecho escuchar semejantes ocurrencias y quiero darle gracias a este libro por ello. Porque ahora, estoy decidida a seguir, sin mirar atrás y cuando les digo seguir, les aseguro que no pienso dejar ni una de mis tres obligaciones y principales responsabilidades y aficciones. Continúo con el mismo optimismo, continúo con mi amado desafío, mi carrera de Ingeniería Industrial que sé aprenderé a idolatrar posteriormente y con mi trabajo como diseñadora y desarrolladora web.

Y es que, "El Aprendiz", sí me enseñó algo importante, me brindó uno de esos mensajes que escuchas siempre pero que en los momentos más difíciles te das recién cuenta de su credibilidad y de su valía.

Linda Sue Park, autora de "El Aprendiz"


Sue Park a través de Honguito, el aprendiz de alfarería de uno de los mejores trabajadores en producción de cerámica de una comunidad japonesa me ha  reenseñado que, cuando uno cae, se debe levantar y seguir más fuerte, reflexionando sobre cual es la falla en tu metodología de aplicación, para posteriormente enmendarla y mejorar. Y más que nada, para ser feliz. Porque... ¿A quién no le gusta triunfar o ser exitoso?

Sin embargo; volvamos a el análisis de "El Aprendiz", mi veinteavo libro. Uno más y a el mismo tiempo uno menos en mi lista de novelas. El libro es entendible, muy simple para mi gusto. Con un público objetivo, debo admitir y advertirles a mis ávidos y exigentes lectores, enfocado a la niñez o a los adolescentes de temprana edad. No por ello, le resto luminosidad, o dejo de alabarlo. El libro puede ser adquirido por cualquier persona, de cualquier edad.

Es una historia de vida, dónde esta japonesa nos invita a ser testigos oculares del crecimiento de un niño huérfano y nos muestra como la fuerza de voluntad  por aprender e internalizar la finísima técnica de cerámica celadón, son clave fundamental para la felicidad del pequeño. Debo confesarles además que he quedado admirada por la belleza y laboriosidad de mencionada técnica,  que me voy a tomar la molestia de dejarles unas cuántas fotos a continuación.



Cerámica de Celadón

La historia de Honguito, su travesía por la maduración personal y sus enormes deseos por llegar a ser una persona de igual experiencia que su maestro Min, es una historia que les recomiendo leer en un momento de reflexión personal o análisis. La falla de "El Aprendiz" radica en su poca originalidad y en la común temática que nos presenta. No deseo generalizar y no quiero criticar el bello trabajo de Sue Park, pero esa es lamentablemente la falla y la desventaja de leer o examinar libros de autosuperación personal. Son libros que nos brindan mensajes repetitivos de ayuda, que si bien es cierto nos ayudan a salir de tormentosos momentos, no profundizan o no presentan esa complejidad que los buenos y verdaderos libros tienen.

Sin embargo; la forma de redactar de la japonesa Linda Sue Park, por ser una de las más simples o sutiles pero a el mismo tiempo bellas que he podido leer, merece un reconocimiento y merece, por ende admiración y que la recomiende, pues les asegurará una travesía por los sueños de un jovencito llamado Honguito, que bueno,  por lo menos  a mí me salvo a mí de una catastrófica y lamentable semana.

¡Nos vemos con el 21º libro finalizado!

PUNTUACIÓN FINAL

2 comentarios:

Carlos el baterillero dijo...

Hola, buen día

Una pregunta: ¿Cómo es que va seleccionando los títulos a leer?

Yo por ejemplo, busco al libro por recomendación, pero también porque el libro se me apareció y cruzó mi camino.

Lei por sugerencia, El Corrido de Dante de Eduardo Gonzalez Viaña. También por sugerencia, el libro de Jorge Bruce: Nosotros que nos Habíamos Choleado Tanto.

Se cruzaron en mi camino: Redoble Por Rancas, Azteca, El Lector etc.

Ayer se me cruzó un libro. Quizás motivado por el hallazgo del blog suyo, lo compré y comenzé a leerlo. Lo estoy devorando. Es: Phoolan Devi... había leído de el libro, hace bastante tiempo, en una glosa de el diario El Comercio. El texto es impactante. Es una biografía de Phoolan, una ciudadana india, apodada: La Reina de los Bandidos... es una autobiografía, relatada por alguien que no sabe leer ni escribir. Voy por la página 78 y me sobrecoge la dureza de las personas que las lleva a actuar de abyecta manera. Pero me encoragina, el valor de Phoolan, que realiza la mas grande herejía en la India: Abandonar a su esposo. Ella decidió no ser sumisa y simplemente aceptar el inhumano trato.

Celebro su cambio de estado de ánimo. Confiesa que va para adelante hacia su carera de Ing. Industrial... pues avance, la luz es verde.

Saludos
Carlos el baterillero

Jimee dijo...

Hola Carlos, elegir un libro es quizás el paso más importante para todo ávido y buen lector. En mi caso, yo los escojo por recomendación de terceros o porque simplemente la temática me atrajo y quise dedicarle un poco de mi tiempo a su análisis y lectura. Déjate llevar, la magia de una historia esta en eso, si el libro es malo o bueno, eso es ya otra cosa. Lo primordial es experimentar y aprender de ellos.

Un abrazo, gracias por ingresar a Desafío. Espero que a fin de año todos celebremos el triunfo, eres siempre bienvenido :)

NOTA: Incluiré en mi lista a el corrido de Dante, siempre quise leerlo. Ahora voy a leer Sarita Colonia viene volando.