martes, 27 de septiembre de 2011

MI CUERPO MI CÁRCEL - LIBRO N° 36

Día Doscientos Cincuenta y Ocho. Deseo iniciar este post, con una breve crisis existencial y es que a veces me digo a mí misma, ¿Porqué me planteé semejante reto?... ¿Porqué suelo desafiarme con cosas que seamos sinceros, quizás no logre alcanzar? Estas preguntas se han vuelto, el día de hoy mucho más preocupantes y profundas. Y es que seamos honestos: cumplir mi Desafío Literario, con todos los pormenores, eventos, actividades, sucesos, trabajos que me circundan y agobian es una tarea ahora casi imposible.

Sin embargo; ¿Quién dijo que la vida era fácil? Pues Nadie. Perdón por mi ausencia. Sé que una página no actualizada es un espacio muerto y yo no pretendo eso. Vamos a lograr esto, hasta dónde mi capacidad y mi tiempo me lo permita y vamos a hacerlo juntos, porque yo los considero como parte significativa del logro exitoso de este desafío. Una redactora sin lectores, no es nadie. Gracias por esperarme, ya estoy aquí, dispuesta a seguir y salir triunfante en este proyecto.

Saliéndonos un poco de este dramático cuadro, el día de hoy voy a reseñar un libro muy interesante, que estoy convencida llamará mucho la atención de mis lectoras femeninas. Lo elegí, porque soy mujer y porque me siento muy identificada con el contenido y el mensaje que su autora, la argentina Alejandra Stamateas pretende brindar y legar a nuestra sociedad.

El 35° libro de esta lista, se titula "Mi cuerpo, mi cárcel". Y sí amigos,sé que juré nunca leer nunca más un libro de autoayuda y superación, pero aquí me tienen con un nuevo librito de psicología motivacional en mis manos. He sido forcejeada a leer este libro por mi madre y ahora que lo he terminado debo agradecerle semejante presión, porque ha resultado ser un tratamiento terapeútico de gran eficiencia que estoy dispuesta a recomendarles con toda seguridad.


En el libro, se abarca una enfermedad social, que crece exponencialmente y que ha invadido la vida de millones de mujeres. Para describir este problema que es retratado de forma brillante y sobre todo EMPÁTICA por su escritora, no alcanzaría en esta pequeña reseña, así que seré breve y solo tocaré lo más sobresaliente de este pequeño GRAN libro.

Solo tiene 103 páginas, pero brinda a sus lectoras un mensaje de vida y una reprimenda por las acciones o pensamientos que diariamente dejamos alimenten nuestro espíritu y cuerpo, y que además lo debilitan y carcomen. La sociedad nos ha impuesto seguir unos cánones preestablecidos de belleza, que a veces, no todas podemos cumplir y que frustra a la gran mayoría. Queremos seguir ese comportamiento tan errado y alienado, que sinceramente nos quita nuestra personalidad y verdadera esencia como mujeres. No soy una mujer reprimida, ni mucho menos acomplejada, me siento feliz como soy, pero debo admitir que después de leer este libro psicoanalista, me atrevo a decir, que muchas veces he seguido y me he unido a esta nueva enfermedad social que aqueja tanto a los seres humanos: el autorechazo.


Cuando pasamos por una vitrina, dónde se exhiben pantalones perfectos para solamente mujeres perfectas, yo te pregunto. ¿Qué sentimos?.  Pues, no sientas culpa, en este libro encontrarás una respuesta. Y es que se nos ha enseñado, que si no cumplimos con ciertos requisitos, no encajaremos en esta decayente sociedad, y por ende no seremos felices. Lamento decirte, que todo lo que has creído, todo lo que lamentablemente te han introducido a tu mente y se ha alojado a la fuerza en tu corazón es una falsedad y una estafa mental terrible.

Nadie debe decirte quien eres. El día que dejes de confiar y quererte a ti misma, estarás perdida.

Si estos mensajes te agradaron o si sientes que necesitas un empujoncito moral para reponerte y seguir sonriendo, te aconsejo comprar este libro perteneciente a una predicadora y excelente psicóloga argentina. Tiene los elementos clave, y lo más importante de todo: no es una inversión que represente un aburrimiento asegurado. Los libros de psicología tienden a caer en la monotonía y eso ha provocado que pierdan gran parte de su público en general.


Sin embargo; "Mi cuerpo, mi Cárcel", es un libro de autoayuda y superación, que simplemente ha dado en el clavo y que ha transmitido una lección moral y espiritual a esta chica de 18 años, que ahora ha aprendido a quererse y respetarse mucho más. Y si puedo compartir este gran hallazgo con ustedes, soy feliz. Se los recomiendo, adquiéranlo y analicen su comportamiento. Se sentirán mejor.

Además .... ¡La vida se ha hecho para vivirla!, Házlo sin rencores, prejuicios, complejos o temores. Recuerda que la vida, aunque sea triste, es sola una :)

¡Nos vemos con el 37° libro finalizado!

PUNTUACIÓN FINAL:





2 comentarios:

Carlos el baterillero dijo...

Buen día Jimena

Debo compartirle, que la visita a su blog, me ha reactivado mi espíritu de lectura.

Hace un año, compré el libro: El Asirio, novela histórica. Al terminar el texto, me enocntré que tenía segunda parte.

Fui al Virrey y no lo tenían. Busqué la información en Internet. Era un libro descatalogado, que ya no se edita. Sin embargo, hace dos semanas se me cruzó en el camino hoy avanzo en su lectura, disfrutando en cada página los viajes de Tiglat príncipe Assur, a través de Egipto, Sidón y Sicilia.

Voy siguiendo el desarrollo del reto que usted se ha impuesto. De seguro conseguirá el tiempo y la energía para lograr lo que se ha impuesto. Gracias también, por las glosas de los libros que va leyendo. Saludos.

Carlos el baterillero

Jimena Ulloa Cruz dijo...

De nada Carlos, si puedo ayudar a alguien soy feliz. Continúa con tu hábito, que todos los días se aprende algo nuevo. Felicidades a ti también por haber reintegrado la lectura a tu vida. Saludos y veré si integro el Asirio a mi desafío. Gracias por los ánimos, yo sé que si terminaremos :)!