jueves, 5 de enero de 2012

EL SUEÑO DEL CELTA - LIBRO N° 46

Día Trescientos Sesenta y Dos. Haber finalizado la novela del premio Nobel, el escritor arequipeño  Mario Vargas Llosa es una de las razones que hacen sienta una gran alegría de haber iniciado este fallido pero de inigualable valía reto. Nunca entendí las causas de su elección como el mejor literato del año, ni las razones de porqué es acreedor de uno de los premios más codiciados y  valorados en la sección de Literatura a nivel mundial. Nunca lo entendí, porque nunca leí ni uno de sus libros. Y eso hace que sienta y tenga en en mi corazón sentimientos divergentes y contradictorios sobre mi vocación como lectora y redactora.


¿Como es posible que me autoproclame una ávida lectora de novelas, sin haber mis manos tocado uno de los ejemplares del supuestamente máximo representante de la Literatura autóctona ante los ojos del mundo?

Hace tres días lo hice, fue un regalo de mi padre por mi cumpleaños número 18 y hoy finalizado prometo a mis lectores que el próximo año con la reincersión de Desafío Literario a el mundo de la Literatura, tendré leído todo el repertorio de su autor; si es que el tiempo y mi bolsillo la mayor parte del tiempo vacío, me lo permite.

"El Sueño del Celta" es el libro n° 46 de mi Desafío Literario y es la novela que ha destruído radicalemente las ideas preestablecidas y los paradigmas y esteriotipos que yo le adjudicaba a un novelista de tal brillantez en el mundo culto de las Letras como el arequipeño Mario Vargas Llosa.


La historia del irlandés Roger Casement, enjuiciado en el año de 1916  por traición a la patria ha conmovido hasta el más rígido de mis huesos y músculos. Nunca creo recordar, haber leído una novela que retrate de forma tan precisa y tan detallista las peripecias y el transcurrir de los días de un ser humano que dedicó prácticamente las 24 horas, de los 7 días, de las 4 semanas, de los 12 meses del año ha defender los derechos humanos de hombres y mujeres nativos y negros de la Amazonía y del Congo respectivamente.


Asimismo, Casement, protagonista de la novela demostró ser un incansable luchador por la liberación de Irlanda de los condominios de Inglaterra.  Al desembarcar en Alemania, fue encarcelado y acusado de cargos como traición a la Patria, sabotaje y espionajes contra la Corona Británica, además de ser exhibido públicamente como un vil homosexual promiscuo y pederasta. Todo ello fue alimentado por el descubrimiento de unos diarios escritos por supuestamente puño y letra del mismísimo Roger y que registraban las aventuras sexuales de este defensor de los derechos humanos.

Diario que ha causado gran contraversia por ser acusado de ser falsificado por la Corona Inglesa en una Campaña que tuvo como finalidad destruir la reputación de Roger Casement estrepitosamente.

Roger Casement en el Putumayo - Perú

No es necesario ser una lectora experimentada para reconocer cuando uno se encuentra sentado ante un libro de tal magnificiencia. La vida nos permite experimentar, nos permite conocer, nos permite observar, nos permite leer obras maestras.Y "El Sueño del Celta" de Mario Vargas Llosa lo es. Digo esto no por el hecho de ser una peruana orgullosa de que uno de sus compatriotas haya recibido un reconocimiento de tal índole e importancia; sino porque sin lugar a dudas la sensación de alegría y bienestar que experimenté al finalizar la novela se compara con la que sentí al culminar "El Túnel" de Ernesto Sábato o "La Carretera" de Cormac McCarthy.

Mario Vargas Llosa es sin lugar a dudas un novelista que retrata de forma muy detallada a sus protagonistas y que introduce a el lector a el mundo del mismo y de sus personajes secundarios. Hasta el más mínimo movimiento del personaje más lejano al protagonista es perceptible, y eso es solo característica de escritores experimentados, que conocen lo que hacen y que aman su trabajo. Un escritor no solo escribe, también investiga, cuestiona, reflexiona, filosofa, piensa, siente y critica. Es un trabajo completo que solo es exitoso cuando el lector se siente satisfecho después de su respectiva lectura. Y el libro n° 46 de Desafío Literario es sin lugar a dudas muy EXITOSO.

Hace dos años era una joven escéptica sobre la originalidad y el desempeño de Mario Vargas Llosa como escritor, ahora sigo siéndolo, pues no tengo leído todo su repertorio novelístico. Sin embargo, soy consciente de que me encuentro ante un baúl invaluable de grandes novelas. Poco a poco se van disipando los rencores que una vez sentí por este hombre que se cambió de nacionalidad, como si el hecho de ser peruano lo repudiaba.

Mario Vargas Llosa

Finalmente, debo afirmar que las atrocidades cometidas en el Congo y en el Putumayo por los colonizadores europeos y que se retratan de forma tan cruenta y fría en la novela del irlandés Roger Casement, verdadero héroe de esta reseña y que fue inspiración de "El Sueño del Celta" del arequipeño novelista, no volverán a ser descritas de manera tan minuciosa por otra persona. Sintámonos orgullos de en este caso, tú leer esta reseña y yo escribirla. Hubo gente que sufrió debido a su ignorancia y a su sumisión ante las costumbres arcaicas y salvajes de extranjeros y que no regresarán jamás.

A todos esas personas que fallecieron en estos acontecimientos, a Mario Vargas Llosa y a ese lejano, misterioso, luchador, humanitario, excéntrico y controversial Roger Casement; quiero dedicarle esta reseña.

Felicitaciones Mario Vargas Llosa. ¡Excelenta novela, excelenta Historia! Si este libro te llevó a obtener el Premio Nobel de Literatura que tanto codiciabas y envidiabas a Jorge Luis Borges, lo tienes muy bien merecido.

¿Quién dijo que el peruano era un ser humano inculto, ignorante?

PUNTUACIÓN FINAL:



¡Nos vemos con el libro n° 47 de esta lista!

2 comentarios:

Carlos el baterillero dijo...

Hola Jime. Buen día. Feliz 2012. Feliz Pascua de Reyes. Aunque esto último va pasando al olvido.

Sabes, tengo cierta dificultad de acceder a tu blog. Cada vez que hago click, la PC me avisa que hay un script flsh que se está ejecutando y puede volver lenta a la computadora. Probablmente es algo que tu puedes interpretar y quizás aliviar para que las visitas de otros lectores no tengan dificultades.

Con Mario Vargas Llosa, la nación ha sido muy ingrata. En las últimas eleciones a presidente por ejmplo, en los "facebook" se decía, como ninguneándolo: "Mario, solo sirves para escribir" (parafraseando la cariñosa afirmación que recibió el escritor de su esposa)... pero los que escribían lo hacían con el objetivo de señalar que Vargas Llosa, era incapaza de poder entender la política y que por tanto sus aprecciaciones estaban fuera de lugar.

Vargas Llosa tiene una posición política que el llama liberal y se puede estar en desacuerdo con el, pero tampoco llegar a la diatriba.

Sobre su nacionalidad española, te diré que España permite que el ciudadano conserve su nacionalidad de origen, luego de acceder a la de España. El se vio obligado a gestionar su nueva nacionalidad, debido a que sufrió persecución y pendía la amenaza de retirársele la nacionalidad peruana, con lo cual sería como un paria. Un general peruano llegó a decir: "Ese escritor, que por errores de la geografía, nació peruano"... a lo que Vargas Llosa contestó: "Ese general, es peruano probablemnte, por obra del Espíritu Santo".

Perdón por el largo comentario. Te seguiré leyendo y aprendiendo de tus andanzas en el mundo de la literatura.

Saludos

Jimena Ulloa Cruz dijo...

Genial Carlos tú siempre me has seguido y eso lo aprecio. Pero te comento que me mudé de página. Ahora estamos en la siguiente dirección. Te mando un abrazo y te espero ahí! =) http://desafioliterario18-2012.blogspot.com/